20 febrero 2013, 15:18

Sobre el meteorito de Cheliábinsk ya corren leyendas

челябинск метеорит челябинск осколок чебаркуль

Ya son muchas las especulaciones en torno al meteorito que cayó el viernes 15 de febrero en la región de Cheliábinsk, en los Urales, Rusia.

Ya son muchas las especulaciones en torno al meteorito que cayó el viernes 15 de febrero en la región de Cheliábinsk, en los Urales, Rusia.

Además de los investigadores, versiones de lo ocurrido ofrecen periodistas y políticos. Hablan de una “conspiración planetaria” y ensayos militares. Pero los expertos de La Voz de Rusia aseguran que el bolido no tiene nada que ver con la política ni armas, aunque sí podrá promocionar la región.

Los internautas rusos no tardaron en convertir el meteorito que había explotado sobre Cheliábinsk en un objeto de bromas. Miles de caricaturas presentan la caída del bolido como un regalo de los extraterrestres en el Día de los Enamorados y lamentan que Bruce Willis, el superhéroe de Hollywood, no hubiera estado cerca para prevenir el impacto.

Entretanto los medios occidentales presentan lo ocurrido como una catástrofe mundial. Los científicos estadounidenses estimaron que la cantidad de energía liberada por el impacto en la atmósfera del meteorito fue treinta veces superior a la fuerza de la bomba atómica lanzada contra la ciudad japonesa de Hiroshima. Sin embargo, las estimaciones al respecto se diferencian notablemente, indica el futurólogo Serguei Moskaliov:

Por ahora ni siquiere se conoce el lugar de la caída del bolido. Sólo observamos los efectos de una fuerte onda expansiva. No fue para más, menos mal. Porque si el meteorito hubiera sido diez veces más grande y hubiera caído en la zona densamente poblada, las consecuencias habrían sido devastadoras.

Además de Rusia, otros países ocurrieron luvia de meteoritos. Se registraron bolidos en el cielo de California (EEUU) y Cuba, lo cual avivó más las especulaciones. Unos insinuaron que se trató de un ataque terrestre, otros del eventual contacto con los extraterrestres. Los científicos a su vez hablan de varios fragmentos de un mismo cuerpo celeste que fueron avistados tan lejos uno de otro debido a que la Tierra gira. En cualquier caso será necesario investigar todas las versiones, señala el investigador del Observatorio de Púlkovo en San Petersburgo, Serguéi Smirnov:

Lo ocurrido es una prueba más de que la Tierra no se mueve en un vacío sino en una zona del sistema Solar muy “poblada” por pequeños cuerpos celestes. De momento no podemos decir con exactitud qué fue lo que cayó: el fragmento de un asteroide antiguo o de una nave espacial. Estamos en la etapa de recogida de datos cuando hay que tomar en cuenta todas las versiones por fantásticas que parezcan.

Las especulaciones en la prensa y las declaraciones de algunos políticos sobre un complot contra Rusia y los ensayos de nuevas armas secretas son sólo mitos, asegura el futurólogo Serguéi Moskaliov:

No creo que sea un complot. Nadie tiene estas posibilidades. Es absurdo pensar que EEUU alanzó un meteorito contra Rusia.

Hasta el momento los grupos de investigación no consiguieron encontrar el propio meteorito que, según versiones preliminares, había caído en el lago Chebarkul o en los bosques de la zona. Sin embargo, algunos ciudadanos rusos ofertan en Internet piedras que, aseguran, pertenecen al cuerpo celeste. La policía rusa advierte que es una falsificación.

Mientras tanto, las hipótesis fantásticas sobre la conspiración planetaria y la intervención extraterrestre podrán convertir a Cheliábinsk en uno de los lugares más misteriosos del mundo que atraerá a numerosos turistas a la región.

ap/mo/sn

  •  
    ya participar en el