18 septiembre 2012, 16:25

El objetivo de Rusia es fabricar las mejores armas del mundo

El objetivo de Rusia es fabricar las mejores armas del mundo

El 19 de septiembre en Rusia celebra por primera vez el Día del Armero. La fiesta ha sido instituida en homenaje al ingente aporte de los constructores de armas a la defensa de la independencia del Estado ruso.

Al establecer la fecha, se dio preferencia al 19 de septiembre. En esta fecha la iglesia ortodoxa rusa venera a San Miguel Arcángel, jefe de los Ejércitos de Dios.

La idea de instituir el Día del Armero fue promovida por el eminente diseñador de armas Mijail Kaláshnikov. El autor del famoso fusil automático muchos años trabajó en la empresa Izhmash. Esta es una de las más antiguas compañías productoras de armas, cuenta con una historia mayor de doscientos años. En el período de postguerra comenzó a fabricar la metralleta AK 47 que hasta la fecha se usa -en diversas versiones- en los ejércitos de más de cien países. Izhmash vincula su futuro al diseño de nuevas variantes, en primer lugar del fusil automático AK 12, ya la quinta generación de armas Kaláshnikov, puntualiza Elena Filatova, secretaria de prensa de la compañía.

—Esta metralleta es en efecto aquella arma que se conoce y se emplea en el mundo entero. Nuestra tarea es convertir a las armas rusas no solo las más fiables del mundo, sino también lasde más alta calidad y las más modernas. Creo que Izhmash y otras empresas de Rusia pueden cumplir esos objetivos

Hoy día en centenas de empresas de la industria de defensa trabajan más de dos millones de personas. Los especialistas para estas empresas son preparados por los mejores institutos y universidades del país. Por cierto que no sería una exageración afirmar que la industria de defensa no tiene problemas. Pero estos problemas se solucionan y los contratos de armas para un período hasta 2020 totalizaría veinte billones de rublos (cerca de seiscientos millardos de dólares).Los recursos financieros que se planean invertir en el desarrollo de las empresas militares puede llegar a los tres billones de rublos (cien millardos de dólares).

Los productos de los armeros rusos gozan de demanda en el mercado mundial de armas y material bélico. En los próximos años se desarrollarán a ritmos acelerados varios vectores de la exportación, indica el experto Víctor Baranetz.

—Los sectores más prestigiosos son: la aviación y armas de defensa antiaérea. Se trata de los aviones de caza y de los famosos sistemas S 300 y S 400. Andan bastante bien las cosas en materia de submarinos, armas de alta precisión y misiles tácticos. Todo esto concuerda con las doctrinas militares modernas, en las que las armas de alta precisión, incluso con elementos de sistemas espaciales, definen el desarrollo de cualquier ejército.

vs/ks/ap

  •  
    ya participar en el