27 julio 2012, 17:27

Rusia conservará la base naval de Tartus en Siria

Rusia conservará la base naval de Tartus en Siria

Moscú tiene planes de mantener su base naval en el puerto sirio de Tartus, anunció el comandante en jefe de la Marina de Guerra rusa, Víctor Chirkov.

El vicealmirante agregó que ese punto de apoyo logístico es indispensable para cumplir la misión contra la piratería en el Golfo de Adén.
Víctor Chirkov recordó que diez buques de guerra y diez barcos de apoyo de la Fuerza Naval rusa se encuentran actualmente en el mar Mediterráneo, cumpliendo tareas de entrenamiento de combate previstas desde el año pasado.

Anteriormente se informó que un grupo naval ruso integrado por navíos de las flotas del mar del Norte, el Báltico y el Negro partió rumbo al Mediterráneo con la intención de pasar también por el puerto de Tartus. Se supone que la travesía durará unos tres meses. Fuentes en el Estado Mayor General de la Marina de Guerra de Rusia informaron que los buques tiene la misión de ensayar acciones conjuntas para la defensa de los barcos civiles contra la piratería.

El coronel general Leonid Ivashov, presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, señaló al respecto que Rusia se está posicionando como una potencia naval, por lo que debe tener atracaderos, puertos o, mejor, bases navales. Rusia se ha ido de la bahía de Cam Ranh en Vietnam y de Adén. Tartus es el único punto que le queda para recibir y aprovisionar a sus buques de guerra y mercantes y dar reposo a las tripulaciones de los mismos, dijo Leonid Ivashov:

—Lo que tenemos hoy día en Tartus, difícilmente podría ser catalogado como una base naval en el sentido estricto de la palabra. Es un taller flotante para la reparación de buques de guerra y mercantes. El puerto no está habilitado para construir una base naval, pero potencialmente esto es posible. Si pretendemos mantener nuestra presencia, tenemos que modernizar el puerto para tener una base naval de apoyo en el sentido pleno de la palabra.

Con la escalada de tensiones en Siria, aumenta la probabilidad de una intervención militar externa en ese país. En este contexto, la base rusa en Tartus adquiere una gran importancia geopolítica, opina el director del Centro de Previsión Militar, Anatoli Tsyganok:

—En caso de perder esta base, Rusia no tendrá donde reparar sus buques ni reponerles combustible en el Mediterráneo. Otro problema importante es que, de perder la base de Tartus, Rusia perdería de inmediato a Siria en la situación actual. Como un potencial escenario, no descarto que comiencen las operaciones de guerra en esta región en dirección de Irán, creando importantes problemas para la agrupación de tropas rusas en el Cáucaso. Por eso, al referirnos a Siria, tenemos que ser sinceros con nosotros mismos reconociendo que también estamos hablando de Irán y las tropas rusas en el Cáucaso.

Rusia expresó con claridad su intención de mantener la base de apoyo logístico de Tartus, en Siria, como elemento clave de la defensa de sus intereses geopolíticos en el mar.

Rusia tiene en Tartus dos atracaderos flotantes, un taller, almacenes, cuarteles y dependencias. Hay una guarnición de cincuenta marineros. La base fue creada en 1971para prestar servicio de mantenimiento y reparación a la escuadra operativa del Mediterráneo, y se mantuvo a pesar de la desaparición de la misma tras el colapso de la Unión Soviética. Hoy en día Tartus es la única base naval de Rusia tanto en el Mediterráneo, como en fuera de los límites de la ex Unión Soviética.

  •  
    ya participar en el