28 junio 2012, 00:18

La comunidad mundial contra las drogas

La comunidad mundial contra las drogas
Descargar

En la capital peruana de Lima fue clausurada la Conferencia Internacional Antidrogas, en la que participaron delegaciones de sesenta y nueve países, que incluye a Rusia, EEUU, Afganistán, Colombia, México y España.

El resultado por excelencia de la reunión fue la firma de la Declaración de Lima, en la que se subraya la importancia del principio de la responsabilidad colectiva en la lucha contra el narcotráfico. "Insistimos en que el Problema Mundial de las Drogas debe abordarse en un marco multilateral, regional y bilateral, adoptando medidas concretas, amplias y eficaces basadas en pruebas para reducir considerablemente tanto la demanda como la oferta de drogas ilícitas, en virtud del principio de responsabilidad común y compartida", se lee en el texto del documento. 

Los reunidos en la conferencia propusieron aumentar el intercambio de la información y prestar respaldo mutuo en la realización de labores de investigación científica. Francia, Perú, y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) firmaron ya un acuerdo sobre el estudio conjunto del proceso de conversión de las hojas de coca en cocaína, informó a la prensa Carmen Masías, presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA): 

–Con el apoyo de Francia y la ONU, Perú camina hacia lograr cifras que sean veraces, que puedan constatarse, y este estudio va a llevar a ello y costará ciento noventa mil dólares que serán aportados por Francia.

El representante de la ONU, Flavio Mirella, indicó que la investigación comenzará en agosto de este año y durará ocho meses. El experto destacó que, hace tiempo que el problema del narcotráfico en América Latina rebasó los límites de la región y representa una seria amenaza mundial. En particular en Rusia, la venta de drogas que llegan de ultramar suma el 3 % del volumen general del comercio de estas sustancias en el país, que se calcula en diez mil millones de dólares. Es más, en los últimos diez años, los suministros de cocaína a Rusia aumentaron de treinta a quinientos kilos al año. Víctor Ivanov, director del Servicio Federal Antidrogas de Rusia (FSKN), quien encabezó nuestra delegación en la conferencia de Lima, expresó que ello es consecuencia del criterio desequilibrado de las autoridades peruanas. En el país está en marcha la intensificación evidente hacia el componente policial de la lucha contra la producción de drogas, lo que a su vez genera la resistencia y el crecimiento de la violencia: 

–Para la solución del problema es indispensable un criterio integral de la comunidad mundial, la asistencia para la erradicación del centro planetario de producción. Ellos son propiamente tres países: Colombia, Perú y Bolivia, los que en esencia entregan el 90 % de la producción mundial de cocaína. De ahí que, sin el desarrollo integran de estos Estados será imposible acabar con la producción de narcóticos, afirma Víctor Ivanov. 

Durante las conversaciones fue firmado un acuerdo del organismo citado de Rusia con la Policía Nacional peruana, y con DEVIDA. Las partes convinieron en intercambiar información y en cooperar en la lucha contra el narcotráfico. 

En tanto, en contra de las expectativas, el asunto de los más debatidos de los últimos tiempos, el de la posible legalización de drogas no fue incluido en la Declaración de Lima. Quien más activamente propicia esta idea es el presidente de Guatemala Otto Pérez Molina, quien plantea la creación de un mercado regulado por el Estado de drogas, análogo al de las bebidas alcohólicas y del tabaco. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció afines del año pasado la disposición a debatir el tema de la posibilidad de la legalización de las drogas a nivel internacional. Antes aún, el presidente de Bolivia, Evo Morales, planteó legalizar el cultivo de las hojas de coca. La opinión de la mayoría de los países participantes en la conferencia la expuso Carmen Masías:

–Sería una locura pensar en liberalizar las drogas. Los países que han liberalizado, están dando marcha atrás, porque se ha incrementado enormemente el crimen, la delicuencia y la violencia.

Al término de la conferencia de Lima, Víctor Ivanov propuso crear un grupo informal internacional que se ocupe de la elaboración de programas especiales de erradicación de los mayores centros mundiales de producción de drogas. El dirigente ruso agregó que, uno de tales proyectos puede ser la creación de un mapa interactivo de combate a la elaboración de sustancias prohibidas en la región latinoamericana.

  •  
    ya participar en el