Autora: Milena Fáustova
6 junio 2012, 19:14

¿Será el nuevo AK-12 el fusil del futuro?

¿Será el nuevo AK-12 el fusil del futuro?

El fusil de asalto Kaláshnikov sigue siendo el arma de combate básica del Ejército ruso. El nuevo modelo AK-12 fue presentado días pasados en la localidad de Solnechnogorsk cercana a Moscú.

Los diseñadores de la fábrica de maquinaria de Izhevsk conocida por sus siglas “Izhmash” lograron mejorar considerablemente los parámetros del arma adaptándola a las condiciones modernas de combate y manteniendo las características únicas que distinguen a los fusiles Kaláshnikov, cuenta a La Voz de Rusia Igor Korótchenko, director de la revista Defensa Nacional:

—Se aportaron a este modelo nuevas soluciones de diseño y tecnológicas. Será más funcional y permitirá cumplir una de las principales exigencias que se les plantean a las armas de fuego modernas, esto es,aumentar la distancia de fuego de puntería y asegurar un alto nivel de precisión de tiro. El nuevo fusil de asalto se suministrará a todas las unidades de las Fuerzas Armadas de Rusia y a las tropas especiales.

Éste fusil automático se diferencia ante todo por su singular diseño de módulo lo que permitirá crear una veintena de modificaciones destinadas a los militares y civiles y adaptadas para cartuchos de varios calibres, desde 5,45 hasta 7,62 milímetros. El АК-12 puede ser controlado con una sola mano y posibilita la instalación en el mismo de equipos adicionales como mirillas ópticas, telémetros y lanzagranadas. Entre otras novedades se cuentan cañones recambiables que aseguran tres modalidades de tiro, y el nuevo mecanismo de disparo.

Igor Korótchenko agregó que en el proceso de desarrollo del fusil AK-12 se usaron sofisticadas tecnologías en materia de materiales y recubrimientos. Más de diez soluciones técnicas nuevas serán aprovechadas y patentadas más adelante, cuando comience la fabricación de distintos modelos del fusil Kaláshnikov, dice el observador de temas militares Víctor Baranets:

—Nuestros fusiles automáticos siempre ganaron grandes premios mundiales. Y el fusil de asalto Kaláshnikov hace tiempo que pasó a ser una leyenda en todo el mundo. Del modelo anterior AK-74 se fabricaron cincuenta millones de unidades. Parte de ellos fueron adquiridos por más de cincuenta países. Estoy seguro de que con el AK-12 ocurrirá lo mismo.

En lo que queda de 2012 se proyecta finalizar las pruebas de fábrica del nuevo fusil para someterlo a pruebas estatales en 2013. Luego el AK-12 será admitido como arma oficial del Ejército ruso, y empezará a fabricarse en serie.

  •  
    ya participar en el