Autor: Svetlana Kalmykova
23 enero 2012, 15:26

La industria automotriz rusa se desarrolla viento en popa

La industria automotriz rusa se desarrolla viento en popa

Por las ventas de coches nuevos en 2011 Rusia subió al segundo lugar en Europa después de Alemania. El 70 % de los coches de turismo vendidos son de fabricación nacional.

Por las ventas de coches nuevos en 2011 Rusia subió al segundo lugar en Europa después de Alemania. El 70 % de los coches de turismo vendidos son de fabricación nacional. Los expertos están seguros de que la industria automotriz seguirá creciendo incluso tras el ingreso de Rusia en la Organización Mundial del Comercio. 

El año pasado los rusos adquirieron 2,5 millones de coches nuevos. En comparación con 2010 las ventas aumentaron un 40 %. Con la particularidad de que 18 de cada 20 coches comprados fueron fabricados en Rusia. Los líderes incondicionales de las ventas son coches de marcas extranjeras montados en Rusia. Los “extranjeros” fabricaron 700 mil coches, el 91 % más que en 2010. 

Hasta ahora los gigantes automovilísticos mundiales que construyen sus empresas en Rusia, se encontraban en una situación especial. El montaje de coches de marcas extranjeras se incentivaba con ventajas aduaneras respecto a la importación de componentes y con altos impuestos protectores sobre automóviles. Al afiliarse a la OMC Rusia asumió el compromiso de bajar los impuestos sobre la importación de coches extranjeros del 30 al 15 %, si bien esta medida se aplicará gradualmente, durante 7 años. 

El régimen privilegiado es un buen estímulo a los productores extranjeros, pero ellos vienen a Rusia no para disfrutar de franquicias aduaneras provisionales sino para ocupar un segmento en uno de los mayores mercados del mundo, considera Román Tkachuk, analista del grupo de inversión “Nord Capital”: 

–En los momentos actuales el mercado automovilístico ruso es uno de los que crecen con mayor rapidez. En Europa no se observa tan alta demanda de coches. En Rusia asistimos y durante varios años, con una insignificante merma durante la crisis, a una demanda que crece establemente. A la vista de tales ritmos de crecimiento, todos los productores tratan de aumentar su parte y su influencia en dicho mercado. 

En el Ministerio del Fomento Económico de Rusia se resaltó en especial que, de conformidad con los acuerdos ya firmados, las condiciones de realización de proyectos no variarán, tampoco se firmarán nuevos acuerdos sobre montaje de coches. Es una de las condiciones de ingreso de Rusia en la OMC. 

Se propone a los consorcios foráneos trabajar según nuevas reglas. Estas prevén una importación, sin impuestos, de componentes de coches siempre y cuando la localización de la producción llegue al 60 %, aclaró Dimitri Levchenkov, director del departamento de zonas económicas especiales y financiación de proyectos del Ministerio del Fomento Económico de Rusia: 

–Según el nuevo régimen, se prevé una ventaja a cambio de que las compañías asuman compromisos complementarios en cuanto a localización de la producción de componentes y piezas completivas, a organización de la producción de grupos de piezas complejos, como motores y cajas de velocidades, a incremento de la capacidad de las empresas a 350 mil coches al año y a creación de centros de investigación en Rusia. 

En 2011 los acuerdos sobre el desarrollo de la producción según las reglas nuevas fueron firmados por General Motors, Volkswagen, Ford-Sollers y el grupo de compañías AvtoVAZ – Reanult – Nissan – KamAZ. La cuantía total de inversiones por los citados contratos pasa de los 5 millardos de $ de EEUU. Honda y Fiat también discuten cuestiones de la construcción de sus empresas en Rusia.

  •  
    ya participar en el